El blog

Un espacio libre

  • Trapito, el verdadero

    River se consagró campeón de la Recopa Sudamericna y Barovero, otra vez, fue decisivo. El capitán millonario en la noche del Nuevo Gasómetro tuvo tapadas extraordinarias y levantó la copa...

  • El reloj de Maradona

    La segunda generación de la edición limitada de Hublot Maradona ya está en Argentina con 500 unidades en la versión de cerámica y 200, de oro. Ambos relojes tienen un cristal de zafiro ...

  • Carrera hacia el espacio

    En esta época de tecnología veloz surge una pregunta ¿Se podrá ver un la competencia en directo desde el océano? La respuesta es...

  • Cavenaghi, una pinturita

    El delantero de River Fernando Cavenaghi abrió en el Monumental una nueva edición de “Impact Art”, el programa en el que deportistas y artistas reconocidos crean arte...

  • El tren del Alma

    El Tren Alma es solidario y su acción retumba en todo el país. En 2015 cumplirá 35 años y 200 viajes tendiendo su mano. El año pasado, por ejemplo, más de 4500 chicos fueron atendidos en zonas de riesgo ...

  

Marcelo Maller 0 comentarios

Durante el transcurso del Sony Ericsson Open, aquí en Miami, se desarrolló una cena solidaria en el restaurant Novecento con la participación de 12 tenistas y 250 empresarios para darle una vivienda a 25 familias en América Latina

“Break Point: Let’s win the match against poverty”, fue el evento que reunió a Gabriela Sabatini, Guillermo Cañas, Juan Ignacio Chela y Juan Mónaco, entre otros, y que junto a miembros de la comunidad de Miami apoyaron la labor de combatir la pobreza, junto a “Un Techo para mi País” (UTPMP), organización que cumple con su misión gracias a la tarea de más de 400 mil jóvenes universitarios, que hasta el presente han construido más de 76 mil viviendas.

Los fondos serán utilizados en la compra de los materiales, para que los voluntarios de esta fundación construyan con sus propias manos. “Somos jóvenes universitarios, que hemos tenido la suerte de tener educación, grandes oportunidades, todo, y a quienes se nos aprieta el estómago al saber, que existen hoy miles de familias, que no tienen un techo, tenemos que hacer algo para dar lo mínimo, que un ser humano puede esperar de la vida: un techo”, dijo Rafael Achondo de 24 años, Director de Desarrollo de UTPMP.


Flavia Palmiero y Juan Mónaco

0 comentarios

Publicar un comentario