El blog

Un espacio libre

  • Trapito, el verdadero

    River se consagró campeón de la Recopa Sudamericna y Barovero, otra vez, fue decisivo. El capitán millonario en la noche del Nuevo Gasómetro tuvo tapadas extraordinarias y levantó la copa...

  • El reloj de Maradona

    La segunda generación de la edición limitada de Hublot Maradona ya está en Argentina con 500 unidades en la versión de cerámica y 200, de oro. Ambos relojes tienen un cristal de zafiro ...

  • Carrera hacia el espacio

    En esta época de tecnología veloz surge una pregunta ¿Se podrá ver un la competencia en directo desde el océano? La respuesta es...

  • Cavenaghi, una pinturita

    El delantero de River Fernando Cavenaghi abrió en el Monumental una nueva edición de “Impact Art”, el programa en el que deportistas y artistas reconocidos crean arte...

  • El tren del Alma

    El Tren Alma es solidario y su acción retumba en todo el país. En 2015 cumplirá 35 años y 200 viajes tendiendo su mano. El año pasado, por ejemplo, más de 4500 chicos fueron atendidos en zonas de riesgo ...

  

Marcelo Maller 0 comentarios

El título del post me vino a la memoria por un tema que canta Joan Manuel Serrat. Y eso que no soy devoto de Nano. este fin de semana, en Mar del Plata, se desarrolló el Panamericano junior de ciclismo en el cual Argentina fue segundo.

Pero lo curioso es el gran avance de Juan Ignacio Curuchet y las grandes similitudes con su padre Juan, campeón olímpico en Beijing 2008. Juani ganó el oro en la Madison junto a Ezequiel Linaza, la prueba en la cual su papá levantó la medalla más grande junto a Walter Pérez en un hito del deporte argentino. Y ayer ganó la prueba de ruta, como Don Juan lo había hecho antes de retirarse, también en Mar del Plata.

¿Se transmite la experiencia? ¿es genético? ¿será una figura igual que su papá? El tiempo lo dirá. Por ahora el chico de 17 años e hincha de Boca viene cumpliendo con todos los objetivos. Pero por lo visto, esto recién comienza.....

0 comentarios

Publicar un comentario