El blog

Un espacio libre

  • Trapito, el verdadero

    River se consagró campeón de la Recopa Sudamericna y Barovero, otra vez, fue decisivo. El capitán millonario en la noche del Nuevo Gasómetro tuvo tapadas extraordinarias y levantó la copa...

  • El reloj de Maradona

    La segunda generación de la edición limitada de Hublot Maradona ya está en Argentina con 500 unidades en la versión de cerámica y 200, de oro. Ambos relojes tienen un cristal de zafiro ...

  • Carrera hacia el espacio

    En esta época de tecnología veloz surge una pregunta ¿Se podrá ver un la competencia en directo desde el océano? La respuesta es...

  • Cavenaghi, una pinturita

    El delantero de River Fernando Cavenaghi abrió en el Monumental una nueva edición de “Impact Art”, el programa en el que deportistas y artistas reconocidos crean arte...

  • El tren del Alma

    El Tren Alma es solidario y su acción retumba en todo el país. En 2015 cumplirá 35 años y 200 viajes tendiendo su mano. El año pasado, por ejemplo, más de 4500 chicos fueron atendidos en zonas de riesgo ...

  

Marcelo Maller 0 comentarios


Recibí esta carta de la ajedrecista Carolina Luján. En ella tal vez se vean reflejados algunos deportistas en Argentina que, pese a sus logros, tienen que seguir recibiendo ayuda de su familia y amigos para poder competir.

 


Hace algunos días volví del FIDE Women's World Chess Championship 2015, torneo que finalizó recientemente consagrándose campeona la ucraniana MI. Mariya Muzychuk. La experiencia deportiva fue muy enriquecedora. Hoy, más tranquila y con menos bronca y tristeza por la derrota ante la rusa Galliamova, puedo reflexionar sobre lo que pasó desde el 19 de enero hasta hoy.

Es difícil para mí sentarme a escribir estas líneas después de tanto tiempo jugando ajedrez. Es un “deja vu”; lo mismo una y otra vez. La verdad es cansador que te resten energía para jugar con otras cosas fuera del tablero, pero parece que es el eterno karma del ajedrecista argentino.

Una vez más viajé a competir y a representar a mi país sin apoyo de la FADA - Federación Argentina de Ajedrez ! No hablo solamente del apoyo económico, sino también del institucional. Realmente no entiendo los motivos, la F.A.D.A. está mejor, se está saneando del maltrato de los últimos años. Hoy casi no se debe dinero a la FIDE - World Chess Federation y los argentinos estamos en el ELO todos los meses. Además hay más actividad en todo el país, se puede ver el aporte privado, mejoró el vinculo con la Secretaría de Deporte de la Nación Argentina, el Estado otorga becas a sus deportistas, dinero para que la Federación entrene a sus talentos y según anunciaron, el ajedrez será uno de los deportes con más presupuesto este año, además se creó dentro del marco de FADA, el Proyecto “Bakú 2016”, que se ocupa específicamente del Alto Rendimiento.

Ahora bien, con todos estos avances, ¿por qué la FADA ni siquiera me respondió el mail del 19 de enero, en el cual preguntaba si me iban a apoyar de alguna forma (viaje y/o entrenamiento)? ¿Por qué no me contactaron para preguntarme si necesitaba algo, para darme su respaldo, para ayudarme a gestionar apoyo, para, aunque sea, desearme suerte? ¿Por qué no publicaron nada sobre el Mundial en la web y redes sociales mientras Marisa (Zuriel) y yo representábamos a nuestro país? ¿Por qué no ayudarnos a difundir en la prensa nacional lo que hacemos? ¿Por qué Bakú 2016 no me apoyó a mí también? ¿Por qué no están reglamentados los criterios para apoyar a los ajedrecistas de alto rendimiento?

Me considero una jugadora de alto rendimiento de Argentina, no solo por mi trayectoria, sino también, por mis títulos actuales: número 1 del Ranking Argentino Femenino, Campeona Zonal 2.5 Femenina, Campeona Continental Femenina, 1er. Tablero del Equipo Olímpico Argentino en las últimas 7 Olimpiadas, entre otros títulos, y con todo lo que conseguí, pareciera que no merezco ni que me respondan un mail.

Es grande la decepción, como dije al inicio de esta carta, después de más de 20 años jugando ajedrez, habiendo conseguido grandes logros para mi país, que me traten con esta indiferencia, con este desinterés, con esta falta de atención, con esta desvalorización al ajedrez femenino, realmente duele.
Ante esta situación, en otro momento de mi vida, hubiera salido a “pelear” antes de viajar a competir. Pero, lamentablemente, tengo experiencia en esto y elegí concentrarme en el torneo.

Quiero agradecer a todos los que me ayudaron para que pueda viajar al Mundial, especialmente a mi familia que no solo me apoyó emocionalmente, sino que además me prestó el dinero para afrontar los gastos; a mi colega, la Gran Maestra Claudia Amura que me abrió las puertas de su casa para que pueda entrenar junto a su familia y, a quien fuera mi entrenador muchos años, el Gran Maestro Pablo Ricardi; a los Maestros Internacionales Martin Labollita, Ernesto Real de Azúa y Nahuel Díaz quienes me ayudaron en la preparación; a la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) que me dio todo su respaldo para dedicarme a entrenar y competir de la mejor manera, sorprendidos también por la falta de respuesta de F.A.D.A., se ofrecieron a ayudarme en todo lo posible y por último, pero no menos importante, a mis amigos y amigas, a mis compañeros y compañeras, por todos los mensajes y demostraciones de cariño que llegaron a miles de kilómetros para que me sienta acompañada y fuerte para competir en el máximo nivel.

Gracias por tomarse el tiempo de leer esta carta, agradezco de antemano la difusión que puedan darle, quizás así encuentre las respuestas.
Maestra Internacional Carolina Lujan

Foto: Amigos de Teresa.

0 comentarios

Publicar un comentario